sábado, 4 de mayo de 2013

Irene, gimnasta ritmica

La constancia, el esfuerzo, la valentía, la dedicación hace que Irene sea una gran gimnasta, pero sobre todo una gran persona.
A pesar de los 4 horas de entrenamiento diario todavía le quedan ganas y tiempo para estudiar y sacar muy buenas notas. Es un modelo a seguir para muchos jovencitos de este país.
Como fotografa he disfrutado de su timida mirada de color esmeralda.
Gracias Irene por aguantarme :)



No usar estas imágenes sin mi autorización. © Todos los derechos reservados.
Please don't use this images without my explicit permission. © All rights reserved.




















Días de mentoring en Londres

El mes de febrero he viajado a Londres para dar a dos fotógrafas de allí un día de mentoring a cada una. Los nervios estaban a flor de piel...